Nuestro Embajador Nico Gutierrez nos deja unas espectaculares fotos de su última apertura invernal en el patio de su casa: el inagotable Cajón del Maipo, valle central de Chile. Buena Nico!!

MIEDO Y ESCALADA

Durante la práctica de la escalada en roca hay que enfrentarse a muchos tipos de miedos, está el miedo a las alturas, al riesgo de accidentes, al éxito o miedo al fracaso. A pesar del gran desarrollo que ha tenido este deporte en nuestro país y en el mundo entero, más áreas para escalar, gimnasios, entrenamientos y equipo más seguro, el miedo sigue siendo un factor presente en la escalada. Muchas veces ese miedo ha impedido a fuertes escaladores dar su mejor intento en una ruta de escalada, generando profundos sentimientos de frustración por la sensación de fracaso. Pero, ¿qué es el fracaso en la escalada en roca?

Para mí el objetivo de la escalada, ya sea en roca o montañismo, es la búsqueda de los límites personales. Esta búsqueda es la motivación que creo ha llevado a hacer grandes hazañas a famosos escaladores como George Mallory y Lynn Hill. Aunque es importante aclarar que no se trata de los límites humanos, sino los personales. Los primeros dan fama, pero los segundos están al alcance de todos, sin importar edades, pesos, contexturas y discapacidades físicas. Precisamente creo que la escalada tiene la cualidad de que no existe ningún requerimiento específico para escalar, más que estar bien motivado. Siempre he pensado que todos los escaladores, incluidos los escaladores “top”, como Adam Ondra y Daniel Woods, compartimos los dos aspectos más importantes, todos podemos escalar al máximo de nuestras capacidades una vía y todos podemos subir nuestro nivel de escalada un poco más.

Sin embargo el meollo del asunto es que en la escalada no se trata únicamente de la búsqueda de los límites físicos, sino también los mentales. En lo personal considero que el gran atractivo de la escalada en roca es que es un deporte muy completo, además de ejercitar prácticamente todas las zonas de nuestro cuerpo, también se necesita un gran esfuerzo mental. La escalada es una práctica muy diferente a la que estamos habituados en nuestras vidas, como correr o saltar, al cuerpo le cuesta acostumbrarse a los nuevos requerimientos físicos de este deporte. Pero también le cuesta a la mente acostumbrarse a que el resultado de subir alto por unas rocas usando nuestras manos y pies no va a ser un accidente trágico. Por tanto considero que el miedo es parte de la escalada.

escalada y miedo

No significa lo anterior que la escalada sea insegura. De hecho considero que la escalada en roca es un deporte muy seguro. Porque es una práctica donde se puede controlar bastante bien el riesgo al que se está exponiendo. Un escalador bien preparado y precavido puede ser consiente de los peligros (y forma de evitarlos) incluso antes de escalar una ruta. En otros deportes los factores externos son un elemento muy relevante en la generación de accidentes. Por tanto la escalada tiene la gran ventaja de que permite afrontar los miedos sin tener que someterse a grandes riesgos. Así, no está mal sentir miedo mientras se escala, porque hace parte de la actividad, y no debe ser causal de frustración. 

Sin embargo, es claro que muchas veces el miedo nos impide mejorar nuestra escalada. Por lo tanto se hace necesario idear métodos para controlar nuestro miedo, para buscar una progresión de nuestra escalada o evitar situaciones peligrosas. Yo creo que el miedo puede hacernos escalar mejor o peor, todo depende del control que tengamos sobre él. La buena noticia es que existen muchas formas de controlar el miedo, de hecho considero que cada escalador debe idear su “método de escape”. No obstante existen dos métodos que considero completamente erróneos. El primero es culpar al estado físico siendo culpa del mental, lo que conlleva a un entrenamiento mal dirigido. El segundo método erróneo es realizar una escalada buscando el vuelo “para dejar de tenerle miedo”, yo creo que eso conlleva a tener más presente la posibilidad de caer durante la escalada y aumenta el temor al mismo.

escalada en roca

Creo que la preparación mental para afrontar la escalada comienza con llevar a cabo una buena investigación sobre la seguridad de la escalada, la calidad de los equipos y maniobras de seguridad. Por ejemplo a mí me ayuda, estar consciente de la posición correcta de los mosquetones o la forma de evitar que la cuerda se enrede en los pies. También creo que sin importar el tipo de escalada, artificial, tradicional o deportiva, el uso de casco es un procedimiento muy necesario para la seguridad del escalador y además ayuda a calmar la sensación de exposición. Antes de empezar una ruta en la que creo que puedo tener miedo o necesito estar muy concentrado me tomo un momento en el pie de ruta para respirar profundamente, calmar mi ritmo cardiaco, imaginarme que estoy escalando la vía de forma eficiente y calmada y llegando a la estación (así sepa que está muy encima de mi nivel). Como dice Erick Horst “tu cuerpo no puede ir a donde la mente no ha ido antes”.

Una vez se ha empezado a escalar, creo que el método de escape del miedo más utilizado y más exitoso consiste en “callar” los pensamientos de duda o temor con otro tipo de pensamientos. Por ejemplo Steph Davis cuenta que cuando hace freesolo integral (escalada sin cuerda) y entra en un momento de pánico, se dice a sí misma una y otra vez “estoy en un sitio espectacular pasando un buen rato”. Por mi parte yo prefiero concentrarme en la escalada en sí, si siento pensamientos de miedo comienzo a leer los siguientes pasos a seguir. También si estoy muy cerca a caerme y no quiero pedir tensión me imagino que estoy en una competición, y que cada movimiento me da mayor puntaje, y pienso “una presa más” (sin dejar de tener en cuenta la seguridad). Sin embargo conozco escaladores que lo que prefieren hacer es “desconcentrarse”, mirando la forma de las rocas o pensando en cosas ajenas a la escalada. Cómo he dicho existen muchas formas de luchar contra el miedo, y creo que cada escalador, así como entrena su estado físico para estar más preparado, debe buscar su metodología para estar mentalmente más dispuesto a afrontar el miedo en la escalada.

Por último, creo que también es muy importante luchar contra la frustración. El miedo puede afectar un pegue, pero la frustración puede dañar todo un día de escalada. A pesar de no poder escalar una vía es posible tener un gran día de escalada, gracias a que este deporte costa de muchos otros aspectos que enriquecen la práctica como tal (como los paisajes y las amistades). Pensemos en los montañistas que pasan días enteros dentro de las carpas sin poder salir a escalar por culpa del clima. Yo considero que aceptar los errores a la hora de escalar una vía es importante, pero en las jornadas de entrenamiento, donde realmente es posible trabajar sobre los mismos. En la roca como tal, creo que es mejor reconocer los aspectos positivos, así sean pequeños, como: “subí una chapa más”, “mejoré con los pies” o “me sentí más tranquilo”. Tampoco creo que ayude excusarnos en nuestro cuerpo, nuestro equipo o factores externos. Cambiar el “fue culpa de mis pie de gatos” por “a la próxima pisaré mejor”. Pienso que corresponde únicamente a nosotros sembrar y acumular pensamientos positivos mientras escalamos, como una forma de identificar la roca como un santuario de tranquilidad y felicidad.

Juan Camilo Ramírez - Embajador Tatoo Colombia

YOSEMITE VALLEY “Volver a empezar”

escalando em yosemite valley

Estar en este parque es un sueño hecho realidad, este encuentro con estos gigantes de granito tal vez es una de las cosas más emocionantes que me ha pasado en la vida. Recuerdo hace mucho tiempo cuando comencé a escalar, hablar de este lugar a varios escaladores de la época, cuando nos reuníamos en el gimnasio de escalada “The Wall” ahhh que tal estos recuerdos!

Además varios andábamos muy a la moda de Yosemite porque usábamos licras o mallas apretadas para escalar y no solo en la moda también era el reflejo en la apertura de las rutas de Suesca con importantes run outs entre chapa y chapa, sus emocionantes y aventureras fisuras.

También recuerdo a Mauricio Guevara, Andrés Bonilla, Alturo (jeje con cariño) y a muchos cuando hablaban del capitán, del Half dome, de los míticos boulders que habían regados por el lugar, de sus personajes que escalaron con muy pocos recursos estos impresionantes gigantes y así, yo soñaba cada vez más con conocer este histórico lugar.

Miguel Angel García

Miguel Angel García scalando

Me encantaba montarme a las grietas de Suesca donde aprendí que era un empotre de palmas, de dedos, de puños, que era hacer movimientos de bávaro y avanzar por la roca empotrando los pies dentro de la grieta, uufff…!!!

En fin todo un arte y mucha decisión, rutas como el Revolver, El prisionero sangriento, Techo arrecho, La mierda, La nariz, Eucasoluc, Mandahuevix, y muchas más me aportaron mucho para moverme con destreza en los diferentes tipos de roca.

Una vez en Yosemite, no veía la hora de escalar y al entrar por primera vez al parque al estar por debajo de estos gigantes, mi primer pensamiento fue, esta escalada va a estar seria…!!! Las rocas no se escalan desde la base hay que empezar a escalar de nuevo…!!! Como un niño que empieza a caminar paso a paso, así mismo fui entrando a sus rutas con mucho respeto y escuchando recomendaciones.

Empecé con un 5.10b de grieta medio plaquero, a los primeros metros caí, no entendía muy bien cómo iban los pies y el equilibrio mientras estas tratando de encontrar un empotre y a la vez donde proteger, finalmente lo pude terminar me costó un poco de trabajo.

El factor mental juega un papel muy importante en este parque… Ufff una vez más doy gracias a Suesca donde aprendí a escalar dejando run outs, y a concentrarme en no caer y seguir… Siempre seguro !!!.

Una vez termine la ruta Lina le fue, yo descanse y bueno a encadenar, ya un poco mejor le fui cogiendo el tiro, al terminarla continué por un 5.11b de 30 metros de mucha técnica y resistencia duro para los pies, lo pude terminar y sacar todos sus pasos.

Crack a go-go en la zona Coockie Cliff

Yosemite: The tube en la zona de escalada Pat and Jack

La estrategia para la para la primera semana fue practicar mucha grieta y placa. Escalamos grietas grado 5.10a hasta poder llegar a encadenar protegiendo 5.11c onsigth “Crack a go-go” en la zona “Coockie Cliff” y 5.11a “ The tube” en la zona de escalada “Pat and Jack”. 

Hemos estado conociendo también mucha gente, amigos de diferentes lugares del mundo, estamos en nuestro campamento latino, amigos de España, México, Argentina, Colombia amenizan las noches con sus historias y su buen sentido del humor..!!! Por ahora les comparto poco a poco lo que va sucediendo en esta increíble aventura, Un gran abrazo y A Muerte…!!!

Miguel Angel García  es embajador Tatoo e Colombia

Miguel Angel García - Embajador Tatoo Colombia.

Colombia

Mi primer contacto con la escalada colombiana fue en mi segundo campeonato. Fue la primera vez que viajaba en bus, solo fuera de Bolivia, era el año 2005 y yo tenía 18. Salí desde La Paz hasta Ibarra en Ecuador para participar en el campeonato panamericano de escalada deportiva. Tras casi cuatro días de viaje, entre buses varados en el desierto y malas conexiones llegue a la una de la mañana del día de la competencia.  Muy cansado y siendo el segundo campeonato de mi vida, obviamente no me fue precisamente bien en cuanto a la clasificación, pero los campeonatos de escalada son solo una excusa para viajar y conocer gente, eso fue lo que aprendí en este viaje. Fue precisamente con el  grupo Colombiano (muy numeroso por cierto) con quienes me integré (me adoptaron) y después de la compe fuimos a escalar a las primeras 4 vías de Cuyuja, que Chapico (el equipador del sector y conocido aperturista ecuatoriano)  nos “obligo” a ir a conocer. Para ello nos alojó a todos en su departamento el cual compartía con otros 2 estudiantes a quienes no les causo mucha gracia recibir a:, 8 colombianos, un brasilero, un par de ecuatorianos y yo el boliviano. 

Después nos fuimos todos a Cuenca donde igualmente fuimos muy bien recibidos, en fin un viaje de escalada, con un maravilloso grupo. Para mí el primer viaje de este tipo por lo que marcó un momento determinante para dedicarme a partir de ese momento mucho más a la escalada y también me dejó las ganas de conocer Colombia e ir a visitar a los amigos que tan bien me recibieron en su grupo. 

Juanga encadenando al flash el laberinto del fauno, 5.12d, en florian. Foto. Juan Camilo Ramirez

Juanga encadenando al flash el laberinto del fauno, 5.12d, en Florian. Foto: Juan Camilo Ramirez

Nueve años después llego el momento de realizar el viaje tan esperado, ¡Colombia! La recibida no dio espera y apenas llegado junto con Paul, Lise, Juan Camilo y Diana, nos fuimos a escalar a Florián. Un pueblo que hasta hace poco era considerado como zona roja, por los conflictos armados entre gobierno y guerrilla y que ahora es un nuevo punto de referencia de la escalada Colombiana. La gente del lugar se maravilla al ver que hay turistas, muchos escaladores, que van a visitarlos. La escalada es muy buena, aunque la piel tal vez no sienta lo mismo, entre las estalactitas de la cueva. 

La increible zona de macheta nuevo, El salon de la justicia

La increíble zona de Macheta Nuevo, El salón de la justicia

El fin de semana después de Florián nos tocó conocer Suesca, el mítico parque de escalada (como dicen en Colombia). Lugar histórico para la escalada en roca Colombiana, y sobre todo Bogotana, con posibilidades de hacer vías en deportiva, de mucha maña y tradicional de varios largos, con todos los niveles de dificultad (niveles famosos por lo sub-cotados que están)  igualmente con un buen ambiente, aunque muy masificado por lo que no es lo más cómodo ir un domingo.

 La Ruta El español es una de las más famosas en Colombia, se encuantra en La Mojarra, Mesa de los santos. Foto - Lise Hermann

La ruta El español es una de las más famosas en Colombia, se encuantra en La Mojarra, Mesa de los santos. Foto: Lise Hermann

La segunda semana fuimos a conocer la zona de la Mojarra en la Mesa de los Santos: ¡Un lugar increíble! Como era semana santa había mucha gente, parecía un festival de escalada pero con el gran número de vías equipadas esto no fue un problema. La escalda excelente.

Entre la arenisca rojiza y un paisaje espléndido, recordamos a cada metro lo lindo que es escalar. El ambiente también muy bueno, tanto en la roca como en el refugio “la roca”, lugar donde nos alojamos durante nuestra estadía. Tras el feriado decidí quedarme una semana más para poder seguir disfrutando la des-conexión total con la ciudad y la gran escalada. 

Juanga escalando permafrost 5.12b , en macheta nuevo - foto. Juan Camilo Ramirez

Juanga escalando permafrost 5.12b , en Macheta Nuevo. Foto: Juan Camilo Ramirez

Juanga en macheta. foto. Juan Camilo Ramirez

Juanga en Macheta. Foto: Juan Camilo Ramirez

Por último fuimos a escalar a Machetá, con sus dos sectores, el nuevo llamado “El Salón de la Justicia” y “Macheta Antiguo”,  son parques de escalada de muy buena calidad. Para mí el sector nuevo es uno de los mejores de Colombia, aunque solo fui un día. Vías de 45mts con muy buena calidad de roca arenisca, y muy variados estilos: fisura, placa, desplome… Para acceder hay que caminar una buena subida pero realmente vale la pena. 

Gracias a todos los escaladores, especialmente a los que se saben parte de esta historia, creo que no es necesario dar nombres. Y recomiendo plenamente ir a conocer Colombia!  

Juan Estellano - Embajador Tatoo Bolivia

Re-protección en rutas de escalada, Colombia

Los visionarios

La apertura de nuevas vías de escalada en el pais ha ayudado mucho en el desarrollo del deporte, gracias a aperturistas como Marcelo Arbelaez, Juan Pablo Ruiz, Daniel Anker, Fernando Gonzálezrubio, Arturo Saad, Aldo Brando, Antonio Lozada, Alex Riaño, Juan Gabriel Soler, Elkin de Castro, Agni Morales, Mateo Cardenas, Jairo Bogota, Juan Cristobal Botero, Juan C. Gonzalez, Mateo Mazzieri, Gonzalo Ospina, Alberto Castro, Hernan Wilke, Juan Carlos Franco, Miguel Angel Garcia, Rafael Avila, Ricardo Cancelado, Juan Sebastian Ragua, Alejandro Navas, Juan Carlos Santander, Julio Granados, Daniel Cruz, Wilson Martinez, Walter Acevedo, Cesar Orjuela, Gabriel Rubianogroot, Victor Ortega, Juan David Arenas, Norman Vallejo, Jerson Areiza, Alejo Rivero, Juan Jose Polania, Santiago Contreras… Disculpándome pues de seguro se me olvidan muchos escaladores como los que desarrollan la zona de Pasto, Calí o algunos de otras épocas que no conocí. A todos estos visionarios y creadores artesanos de nuevas vías, Gracias.

Re-protección en rutas de escalada en Colombia

La escalada de una vía, su apertura y reprotección hacen parte y se complementan en una sola pasión, donde el escalador consigue una conexión particular con el lugar e igual de importante consigo mismo. Primero encuentra el lugar y se visualiza en la vía haciendo los movimientos, lee su dirección, paso a paso ubica las protecciones que dependen de la morfología de la roca, tipos de movimientos y seguridad en la escalada, así describe su estilo y se acopla con la ética de cada lugar, se identifica con la vía y busca un nombre para ella, el resto es entregado por la naturaleza; generando un vinculo y un compromiso para que perdure y otros escaladores le hagan ofrendas de sudor y lagrimas de sueños.

El siguiente paso después de la apertura

La idea es no ser indiferentes al impacto ambiental y a los problemas técnicos que se generan con el deporte y su desarrollo, por lo que nuevamente debemos basarnos en la ética del lugar, en conceptos técnicos de la fijación de anclajes y metodologías para la re-protección y mantenimiento de las rutas y zonas de escalada; Preservar todo el trabajo realizado en otra época, en donde movidos por la pasión y el sueño de escalar, con dificultades en la adquisición de equipos y materiales, cuando los escaladores no eran tantos y la tarea muy grande, se logro el desarrollo de lo que hoy tenemos, y ahora que contamos con taladros inalambricos, chapas a la vuelta de la esquina, anclajes de todos los tipos y lo más importante ustedes, la tarea, mantener y cuidar estas vías que se convierten en patrimonio.
Hasta ahora algunas pocas de estas actividades se han desarrollado por iniciativas individuales.

Reprotegiendo con Maria Monica Rodriguez

Reprotegiendo con Maria Monica Rodriguez. 

Reprotección de Escaladictos, Suesca

Reprotección de Escaladictos, Suesca.

Chapa en mal estado, Suesca

Chapa en mal estado, Suesca.

Estación de Prisionero Sangriento, Suesca.

Estación de Prisionero Sangriento, Suesca.

Nueva Estación Prisionero Sangriento, Suesca

Nueva Estación Prisionero Sangriento, Suesca.

Nueva estación de Soda y limón, Suesca

Nueva estación de Soda y limón, Suesca.

Muestra de chapas en mal estado, Suesca.

Muestra de chapas en mal estado, Suesca.

Lista de algunas rutas re-protegidas

Azarate - Suesca. 
Suescalito - Suesca.
Paisanisate - Suesca.
1 a 1 - Suesca.
Escaladictos - Suesca.
Háztelo Panchito - Suesca.
Desplome celoso - Suesca.
Te tiene a bajo la cannabis - Suesca. 
Maquina de guerra - Suesca.
El mago - Macheta.
Nueva escuela - Macheta. 
E ahí el dilema - Suesca.
Prisionero sangriento - Suesca.
Soda y limón - Suesca.
Tsunami - Macheta.
Deep blue - Suesca.
La Fania - Suesca.
Negativo - Macheta.
Guacanericonsu - Macheta.
El infiernito - Macheta.
Abarajame - Suesca .
Súper Nova - Suesca.

Santiago Contreras - Embajador Tatoo Colombia

Santiago Contreras - Embajador Tatoo Colombia.

LOS NÚMEROS MALDITOS

escalada en Colombia

Tal vez para la mejor forma de resumir la mayoría de jornadas deportivas sea mediante la utilización de números. Por ejemplo, un partido de futbol por lo general se resume con la cifra de goles, faltas, tiros al arco, etc. Por otra parte, creo que al igual que otros deportes al aire libre, la escalada en roca no representa uno de los casos anteriores.

Al desarrollarse en un ambiente natural (excepto la escalada competitiva) la escalada en roca contiene una gran cantidad de elementos que hacen que ésta práctica se acerque a los conceptos de aventura y exploración, como al de deporte.

Claro que en la escalada se necesita de un gran desempeño físico. Cada vez es más común ver a los escaladores como jóvenes deportistas de alto rendimiento y no como hippies vagos de costumbres poco saludables. Incluso considero que el objetivo de la escalada en roca es la búsqueda de los límites personales físicos y mentales.

Sin embargo considero que durante esta búsqueda aparecen tantos otros aspectos, que es absurdo reducir toda la experiencia al grado de las rutas escaladas. Entre los muchos aspectos que enriquecen la práctica deportiva de la escalada en roca me gustaría resaltar:

  • Las caminatas entre los bosques para llegar a las rocas,
  • Los bellos paisajes observables desde las vías de escalada,
  • Los momentos de soledad en una estación durante la escalada de una ruta multilargos,
  • Las famosas “envaladas” que se convierten en historias,
  • La adrenalina en los vuelos y
  • Las charlas con la cordada después de un buen día de escalada.

Incluso si se da importancia a la exigencia física, no considero que el grado de dificultad tenga mucha relevancia dentro de la práctica de la escalada en roca. Para este punto me gustaría mencionar una nueva corriente pedagógica que propone no recompensar los logros académicos de los estudiantes sino el esfuerzo invertido en alcanzarlos. De esta forma se dieron cuenta que los niños sienten menos miedo al fracaso y encuentran más atractivo intentar retos difíciles que incluso no sean capaces de desarrollar. De igual forma he visto escaladores muy fuertes que son incapaces de esforzarse por completo en una vía de escalada por el temor a fracasar, y también he visto pegues muy buenos, donde se entrega todo en la roca, a rutas 5.9.

No quiero decir con todo esto que los grados de dificultad de las rutas de escalada no deben existir, al contrario creo que estos grados son muy importantes, pero creo que deberíamos darle el valor que se merecen. En los primeros tipos de escalada en libre (tradicional y boulder) si no se podía escalar un tramo de una ruta se podía continuar en artificial o correr la colchoneta para buscar un problema más accesible; sin embargo, si no se puede escalar el crux de una vía deportiva, es muy posible que se tenga que abandonar parte del equipo. Así, los grados de dificulatad son una buena guía para evitar que suceda lo anterior, mas no deben ser considerados como el objetivo último a alcanzar en la escalada. Además los grados de las rutas nos ayudan a aprovechar más un viaje de escalada, para encontrar las rutas que más se adecuan a nuestro nivel actual.

Por tanto considero que lo realmente importante a la hora de evaluar nuestro rendimiento deportivo es el esfuerzo invertido en escalar una ruta, y no su grado de dificultad. De esta forma, sin importar nuestra contextura física y rendimiento deportivo todos los escaladores estamos en la misma capacidad de esforzarnos al máximo para escalar nuestros proyectos personales, y para mejorar nuestro rendimiento, así que exista una gran diferencia en la dificultad de las rutas.

Por lo anterior, considero que un buen escalador no es el que se acerca a los límites de los mejores, sino el que se acerca su propio límite personal. Y así mismo la recompensa emotiva de escalar una vía es igual de representativa, así sea un 5.9 o un 5.15, desde que el escalador escale la ruta (cómo dicen los españoles) “a muerte”. Así, creo que el número realmente importante en la escalada en roca es el de “dar el 100%”.

Juan Camilo Ramirez - Embajador Tatoo Colombia

Moldeado a Mano

El sur de Utah es un lugar especial. El ano pasado a falta de un “partner” para escalar, cambie los gatos por los zapatos de trail y me dedique a correr los senderos e increíbles cañones de esta zona. Por algunos días me deleite con las vistas desérticas, los encañonados esculpidos por los ríos, y las torres y mesas que se forman con la erosión y el viento. 

Utah

Utah 2

paisaje en Utah

castle valley - Utah

castle valley - Utah 2

image

image

image

image

image

Fueron justamente estas torres cuarteadas con fisuras perfectas que me robaban los pensamientos mientras mis piernas me llevaban de “tour” por el desierto. Sabia que tenia que volver a escalarlas.

La oportunidad de volver se presento este año, y con un solido compañero esperándome, no perdí tiempo en empacar mis trapos y salir  rumbo al desierto. Con solo tres días para escalar, decidimos encaramarnos en tres de las mas clásicas torres del desierto.

Empezamos en las Fisher Towers, este lugar parece salido de algún cuento de ficción, de barro moldeado a mano por niños creativos que construyen castillos de arena en la orilla del mar. 

escalada en Utah

Fisher Towers cerca de Moab, Utah

image

image

image

image

image

image

image

image

image

image

Fisher Tower -Utah

image

Castle Valley fue la segunda parada, donde escalamos la vía Fine Jade en The Rectory. Me llamo la atención la cualidad estética de esta vía cuando vi el video de Goal Zero en el que Alex Honnold sale escalando las perfectas fisuras de esta torre:

Quería yo también empotrar mis dedos en estas fisuras, obviamente con cuerda y con mucha menos fluidez que en el video. 

Castle Valley - escalamos la vía Fine Jade en The Rectory

image

image

image

Finalmente escalamos la súper clásica cara Norte del Castelton Tower. Aquí el video de Steph Davids en solo integral en esta misma cara:

image

image

image

Que ganas de regresar por más!

Santiago Espinosa, EMBAJADOR Tatoo Adventure Gear

Texto y Fotos: Santiago Espinosa – Embajador Tatoo

Esperando una ventana en Torres del Paine

Todos sabemos del implacable clima de la Patagonia, pero siempre albergamos la esperanza de una buena temporada en la que podamos escalar todo lo planeado y más.

Con ese pensamiento emprendí viaje a la Patagonia, con grandes expectativas después de pasar la contra temporada entrenando en Norte América: Squamish, Bugaboos, Indian Creek, entre otros.

El viaje estaba planeado para dos meses: el primero en Torres del Paine y el segundo en el Chaltén. Llegamos a las Torres para año nuevo y nuestros amigos y el guarda parques ya nos comentaban que el tiempo no había estado bueno. Es en este escenario que llega la inevitable pregunta sobre qué podemos hacer durante la espera de una ventana:

Portear el equipo: mantiene el cuerpo en forma, se utilizan los días de mal tiempo para portear y así cuando salga el sol el equipo ya está a los pies de la vía o mucho más cerca, lo que disminuye el tiempo de aproximación. Además desde ese lugar de acopio se puede aprovechar de identificar la vía y la aproximación.

Valle del Silencio - Torres del Paine

Ha terminado el porteo a la base de la pared oeste, Valle del Silencio.

Bloquear: una recurrente actividad de los escaladores, que afortunadamente se puede practicar con condiciones adversas. Mantiene en forma y quita la ansiedad por escalar.

Escalada Torres del Paine

Boulder Valle del SilencioBloques de Valle del Silencio, una tarde soleada después de los fuertes vientos de la mañana.

Rutinas de trabajo físico: cuando el porteo está terminado, los problemas de boulder solucionados y aún no hay ventana, se puede recurrir al ingenio y armar un pequeño gimnasio de cuerdas y barras de madera, hacer flexiones, abdominales, sentadillas, etc.

camping japonés

Arreglar o construir un refugio: los escaladores usamos muchos lugares para protegernos del mal tiempo, como cuevas o corrales, y estos requieren de trabajo para quedar cómodos y/o abrigados del viento, nieve o lluvia. Siempre hay algo para mejorar.

cueva bonington en el valle del silencio

campamento oeste Torres del PaineBivac en la base de la cara oeste

Actividades de distracción: un libro escogido, alguno que siempre has querido leer pero nunca has tenido el tiempo, juegos de cartas, dados y ajedrez.

Cocinar: algo imprescindible en la montaña y sobre todo en mal tiempo, es el momento para practicar nuevas recetas, comer rico, más elaborado y con tiempo.

Ir al pueblo o ciudad: moverse y caminar mantiene el estado físico, en nuestro caso eran 5 a 3 horas de bajada. Aprovechas de abastecerte de más comida, bañarte, averiguar del tiempo, practicar escalada deportiva, comer en un restorán, ir al bar, etc. Y volver al campamento cuando el tiempo esté mejor.

Laguna Sofía, lugar de escalada deportivaLaguna Sofía, lugar de escalada deportiva.

Fue de esta manera, que durante nuestra espera eventualmente se fue enero y todavía ni una sola cumbre de las Torres había sido tocada. Mientras, las noticias que recibíamos de El Chaltén decían que el tiempo allá era un poco más favorable pero no excepcionalmente bueno. Al vernos en esta situación: con nuestros equipos porteados y aún imposibilitados de escalar las Torres, decidimos descartar la idea de ir a El Chaltén. Por otra parte, y sumando razones para tomar esta decisión, ocurrió la desgracia de que a una amiga, con la cual haríamos cordada en El Chaltén, le robaron todo el equipo de escalada en Cochamó.

Durante nuestras idas y vueltas a Punta Arenas, trabajamos preparando el sitio para nuestra futura casa, nivelando el terreno a pulso con pala y picota; y a medida que pasaron estos días de espera, también empezamos a recibir buenas noticias: la segunda quincena de febrero se venía mejor. Partimos otra vez al Paine, esta vez con grandes esperanzas, altas temperaturas y nada de viento. Sin embargo, en el Valle del Silencio nos esperaba otro evento natural. Al ser aquella la primera ventana del año, la pared se había tornado realmente peligrosa, pequeñas avalanchas y también bolas de hielo se precipitaban desde las cumbres, en los slabs caían planchas de nieve y lo poco que quedaba a salvo estaba mojado. De todas maneras estábamos muy contentos de poder bajar todo el equipo con gran facilidad y disfrutar del hermoso sol.

Desde que llegamos al parque, hasta que nos fuimos, ningún escalador hizo cumbre.

Por Rosario Toro Rodriguez, Embajadora Tatoo.

Para este viaje utilicé:

Bitácora de Hi-Tech.

La ruta que ha motivado varias generaciones… (Suesca, Colombia)

image

Santiago Contreras en Hi Tech 5.13c
Foto: Federico García


Una de las rutas deportivas más famosa del parque de Suesca, con una graduación subjetiva de 5.13c puesto que a muchos nos parece más dura que eso; por mucho tiempo la vía más difícil en el país. En este momento hay otras rutas de ese nivel y también otras más duras, pero esta es única.

Fue protegida en el año 1993 por escaladores Colombianos: Fernando González-Rubio y Juan Carlos González, luego modificada y terminada en el año 1995 por Fernando González-Rubio, Arturo Saad, Andrés Bonilla, Paiton y Juan Carlos Rincón en un curso guiado por escaladores de la escuela francesa, donde se determinó colocar más protecciones, ya que se encontraban muy alejadas.

Escalada por primera vez por el Colombiano Arturo Saad en el año 1995.

“Ésta requiere de movimientos muy precisos en una placa levemente desplomada, en la sección más difícil los apoyos de los pies son pequeños, lisos, invisibles y el dolor de cabeza de quienes se animan a probarla. Además de unos buenos pies de gato, se necesita mucha motivación para aprender a escalar vías tan complejas como ésta. Cada escalador soluciona las secciones de la ruta de formas muy diferentes, aunque a la vista de otros parezcan iguales, los detalles pueden ser mínimos.

Cuando pregunto a los escaladores que opinan de esta ruta, giran sus ojos a la derecha, sonríen y recuerdan:

image

Fernando González Rubio (Colombia):
"Inicialmente la ruta se llamaba SUEICA que significa roca de las aves, pensábamos que tenia un grado de 5.12d, cuando llegaron los franceses recibió el nombre de Hi-Tech. Fue la época en que estábamos en plena transición de los doces en Suesca, recuerdo que en el 94 la deje de intentar. Mi último intento fue en el 96 la tuve muy cerca, una ruta muy bonita entregada por la naturaleza con agarres perfectos para el alto nivel."

image

Arturo Saad (Colombia): la escala en 1995 y hoy dice: “El recuerdo de la montaña y de la ruta “El llano en llamas” en la sierra nevada del Cocuy es mucho más fuerte, me llena de felicidad el cuerpo, es como el amor de mi vida y Hi-Tech es una ruta deportiva muy fuerte, fue fugaz como una novia de 15 días.”

Juan José (Chile): la escala en 1997.

image

Rafael Ávila (Colombia): la escala en el 2003 acompañado por Isaac un escalador español que le mostró el paso clave: “Cuando la recuerdo pienso en alta dificultad, una ruta mítica, me parece más dura que un 13c. Intentó resumir lo que siento en una palabra: satisfacción.”

Bruno (Francia): la escala en el 2003.

image

Jairo Bogotá (Colombia): la escala en el 2005 y hoy dice: “Mi primer proyecto serio, me tomo un buen tiempo, pero tuve que hacer otra más dura para luego poder encadenar ésta. Aprendí a tener calma en la escalada.”

Marcos Jubes (Venezuela): la escala en 2006.

image

Juan Sebastián Arboleda (Colombia): La escala en septiembre del 2006:
"Fue un mito, la encadene 7 años después de empezar a escalar, la línea más estética de Suesca, 5.13c.
Siento satisfacción por terminar la ruta imposible, si se puede y genera confianza para escalar más duro.”

Jimmy Aunet (Francia): 2008, dijo: “C’est pas facile uichhh marrrrggica muy durrggga.”

image

Cristian Aristizabal (Colombia): La escala en el 2009: “Muy dura, cada vez los agarres son más lisos por el tiempo y el tránsito, la ruta que más satisfacción me ha dejado. La primera vez que conocí Suesca me la presentaron como la ruta mas dura de Colombia y me pregunte si algún día yo podría. Es un mito.”

image

Sebastián Prieto (Colombia): la escala en el 2010, hoy dice: “uuiiiiii, ufffffffff constancia y perseverancia. Tan cerca pero tan lejos, si la tienes cerca no la abandones.”

Arthur Guinet (Francia): la escala en el 2001 y dice: “Fue la ruta que más me gustó en Colombia, 5.13c/d.”

image

Einer Alias José (Colombia): escalador local, la logra en el 2013

image

Cesar Orjuela (Colombia): la escala en el 2013, hoy dice: “Mítica, motivadora y llena de energía. Una ruta que recuerdo con tranquilidad por haberla logrado, parecía estar muy lejos de mi.


Así es como escaladores de diferentes épocas han pasado por esta ruta que les llena de alegría y deja buenos recuerdos. Yo por ahora soy del grupo de escaladores que sigue intentando, cada vez la tengo más cerca, los detalles son tan pequeños que entreno resistencia y potencia, he intentado con diferentes tipos de botas duras, blandas, asimétricas y encontré mis preferidas para ésta vía Scarpa vapor V. La motivación es inmensa y ahora mas después de escuchar escaladores de diferentes épocas, estoy realmente inspirado por sus historias.

Dedicado a los que sueñan, se proyectan, creen y lo hacen posible.

Santiago Contreras - Embajador Tatoo Colombia

PARA SUESCA

image

Que hace mucho frío, que hay muchos mosquitos, que llueve todo el tiempo y que hay muchos turistas y escaladores los fines de semana son algunas de las principales quejas que tienen los escaladores para criticar los farallones de Suesca. Pero sin duda los más criticados son los aperturistas, por sus rutas con primeras chapas tan lejanas, runouts muy distantes, la necesidad de protecciones móviles en rutas deportivas, chapas viajas, entre otras.

Debo confesar que yo fui uno de esos escaladores que se la pasaba hablando de los defectos de dicho parque de escalada, por eso escalaba en otro parque, con protecciones cercanas, rutas largas, temperatura cálida, protección contra la lluvia y otras características que hacen que la progresión de la escalada deportiva sea mucho más cómoda y acelerada.

image

Por un buen tiempo ni pensé en volver a escalar a Suesca, sin embargo motivado por aprender las técnicas de escalada tradicional, volví a este parque que es rico en ese tipo de escalda. Al estar escalando de nuevo en Suesca mi percepción de la escalda fue cambiando. Descubrí que realizar encadenamientos fuertes no es el fundamento de la escalada y deje de preocuparme por el número de pegues que realizaba al día y la dificultad de las rutas.

Hubo días donde escalaba una sola ruta multilargos, y sin embargo por la gran calidad de dicha experiencia no me sentía frustrado por no escalar nada más. Lo cual parece muy acorde a la opinión de Curt Shannon, que afirma que “los escaladores de deportiva minimizan el concepto de aventura mientras maximizan el de dificultad…”. Me di cuenta que vale más la pena acumular experiencias que recordar que números de grados de dificultad.

Es muy cierto que parques de escalada como Florían, Macheta o la Mojarra, con sus rutas de alto nivel, representan el progreso y el futuro de la escalada en Colombia, pero también es claro que los farallones de Suesca son nuestra historia y pasado. Fue en este parque donde los primeros montañistas colombianos fueron a practicar las técnicas de escalada, y para la mayoría de los escaladores (al menos los Bogotanos) fue la primera roca que escalaron, muchos recordarán Ante la Duda de la más Presuda o Chica Sucia como la primera ruta que puntearon.

Por eso creo que debemos estar orgullosos de nuestro parque de escalda más grande y más antiguo, respetarlo y cuidarlo. Claro que considero que la mejor forma de hacerlo es abriendo nuevas rutas seguras de escalda, pero estas deben estar acorde con la ética e historia de este magnifico parque.

Juan Camilo Ramirez - Embajador Tatoo Colombia

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...